Control de la D.O. de Extremadura

¿Queréis ver como la D.O. de Extremadura controla los cerdos antes de la suelta en montanera? Cuando decimos que un Jamón con Denominación de Origen Dehesa de Extremadura, es un producto garantízado ,no se dice de forma gratuita, muchos técnicos y veterinarios siguen la vida del animal, la trazabilidad del producto, desde el nacimiento de los lechones ,hasta la confirmación final que aprueba que el Jamón está listo para salir al mercado.

Los Cerdos Ibéricos son recogidos en cercas reducidas, en este caso la finca cuenta con una nave ganadera para su control.

Los cerdos Ibéricos son animales gregarios por lo que no es complicado llevarlos juntos al lugar deseado para su manejo.

La cerca de extensivo se ha quedado vacía por el momento, después volverá toda la partida pero por poco tiempo.

Al fondo el bosque mediterraneo puro y duro, jaras, madroños, cantuesos entre encinas, quejigos y alcornoques, una vez desbrozado todo el monte bajo, ese bosque asilvestrado se convertirá en DEHESA. Espacio Agropastoril.

La nivelación de la báscula es fundamental para el corrrecto peso de los animales.

Alvaro Rivas( Técnico/veterinario) como responsable de la D.O. Dehesa de Extremadura sujeta bien el cepo a la báscula para que el peso pueda ser correcto aunque el animal se mueva.

Alvaro Rivas lleva un equipo portátil muy completo, las fincas en la Dehesa no siempre tienen luz, son miles de hectáreas y para evitar problemas lo mejor es ser autosuficiente.

Un documento particular para anotaciones personales que acompaña a otro documento oficial de la D.O. Dehesa De Extremadura donde se indica el peso de los animales, el número del crotal y la persona que está al cargo de los animales.

Todo preparado, cepo sujetado, báscula nivelada, batería enchufada, solo falta la orden del técnico para que empiecen a desfilar los Cerdos Ibéricos

Crotales dorados y numerados serán los carnet de identidad de los Cerdos Ibéricos.

Los animales son llevados por un pasillo para el peso y marcado individual.

Empieza la jornada.

La nueva norma exige que los animales pesen entre los 92 kgs y 115 kgs antes de pasar a la montanera. Si los animales superaran en exceso o se quedaran muy escasos podrán ser rechazados por el técnico.

El crotal ayudado con una pistola inserta un crotal en la oreja del Cerdo Ibérico.

¡¡Que guapo con su nueva imagen!!

Cuando salen del cepo son recogidos por grupos antes de su suelta a la cerca de extensivo.

Ese es el crotal que identifica el animal está siendo controlado por la D.O. Dehesa de Extremadura. Garantizando su raza y manejo ganadero.

Uno a uno van pasando del cepo al corral.

Una vez que el corral tiene reunida la partida, son devueltos a la cerca de extensivo, mientras siguen las labores con el resto de la ganadería.

Pasan y pasan uno a uno, Pepe Grajera como Veterinario y responsable de la ganadería y Alvaro Rivas como Técnico de la D.O. Dehesa de Extremadura pasarán toda la mañana juntos para verificar que el marcaje se está haciendo de forma correcta.

Uno a uno los pesos y el número de crotal van siendo apuntados, son una labor fácil pero meticulosa ya que la concentración tiene que ser máxima.






Comentarios

No hay comentarios todavía!